Laboratorio de Oceanografía biológica

Macro- y microalgas constituyen la “puerta de entrada” de energía para el resto del ecosistema. En las zonas costeras de aguas someras, las macroalgas estructuran los ecosistemas, sirviendo asimismo de refugio para otros organismos. Las microalgas junto con bacterias, protistas y virus son componentes claves de la llamada “bomba biológica de CO2”. Se llama así al conjunto de procesos mediante los cuales, a partir de la incorporación del carbono atmosférico disuelto en el agua a través de la fotosíntesis, se produce la exportación del carbono en forma particulada hacia el fondo donde es inmovilizado por largos períodos, actuando como mecanismo de retroalimentación negativa para el calentamiento climático de origen antrópico. Las bacterias reciclan parte de la materia orgánica producida en la columna de agua, en el fondo del océano y la que ingresa a las zonas costeras desde los ecosistemas terrestres y actúan como eslabón intermedio entre el carbono orgánico disuelto y los niveles tróficos superiores través del llamado “bucle microbiano”. Por otra parte, los virus marinos mediante la lisis celular de bacterias y fitoplancton juegan un rol fundamental para los ciclos biogeoquímicos marinos.
El objetivo general de nuestro laboratorio es estudiar los componentes de la base de las redes tróficas marinas y modelar el flujo de la materia orgánica disuelta y particulada entre ellos.
Nuestras zonas de estudio son el Canal Beagle, el Área Marina Protegida Namuncurá –Banco Burdwood (AMPNBB) y la península Antárctica.

Los objetivos específicos de los trabajos que se desarrollan en nuestro laboratorio son:

– Estudiar la dinámica del fitoplancton y de las macroalgas en términos de productividad primaria, biodiversidad y abundancia;
– Determinar experimentalmente los efectos del calentamiento del agua y del derretimiento glaciario; interpretar las respuestas del fitoplancton a los procesos climáticos globales (ENSO, SAM, calentamiento global);
– Estudiar las condiciones hidrográficas y meteorológicas que conducen a la formación de floraciones de algas tóxicas;
– Determinar el funcionamiento de la red trófica microbiana planctónica y sus implicancias para los flujos biogeoquímicos en el contexto hidrográfico y geoquímico y modelizar de la dinámica de la comunidad planctónica;
– Estimar la mortalidad bacteriana (lisis vírica y depredación por protistas) junto a mediciones de la respiración microbiana y las concentraciones de carbono orgánico disuelto con el fin de modelar el flujo del carbono orgánico entre los componentes, tanto en el mar como en ecosistemas lénticos;
– Estudiar la diversidad taxonómica y funcional de la comunidad bacteriana y vírica.

Más información en: https://oceanbiocadic.wixsite.com/oceanbio