El Canal Beagle constituye un cuerpo de agua de características y dinámica particulares, por su situación fronteriza entre los océanos Pacifico y Atlántico, su ubicación subantártica, su accidentada batimetría, así como por los procesos de mezcla de agua de origen marino y continental que tienen lugar en él. En un contexto de cambio climático y creciente presión antrópica sobre el canal, se torna necesario establecer urgentemente líneas de base de su estado y funcionamiento físico.

El Laboratorio de Oceanografía y Procesos Hidrosedimentarios del Centro Austral de Investigaciones Científicas, nace con la vocación de ahondar en las características físicas y ambientales del Canal Beagle, en las siguientes líneas:

-Estudio de la circulación en Bahía Ushuaia y Canal Beagle; tiempos de residencia

-Estructura de la columna de agua; variabilidad espacial y estacional de la capa de mezcla; estudio de la secuencia estacional de procesos de estratificación y convección, forzantes externos e implicancias en la biogeoquímica del canal (oxígeno disuelto, floraciones fitoplanctónicas).

-Flujos de partículas y dinámica sedimentaria. Formación y mantenimiento de capas nefeloides.

A nuestra vocación por la ciencia “básica”, se aúna un fuerte interés por las implicaciones y aplicaciones medioambientales de los estudios. Así, los impactos antrópicos en el medio marino (contaminación, hipoxia costera, erosión del fondo marino) y sobretodo sus posibles relaciones y sinergias con los procesos oceanográficos activos en la zona de estudio, constituyen también una parte central de nuestro trabajo.

Si bien el laboratorio viene centrando gran parte de sus esfuerzos en Bahía Ushuaia y el Canal Beagle, en el marco de la Iniciativa gubernamental Pampa Azul estamos implicados en las investigaciones que se llevan a cabo en el Área Marina Protegida Namuncurá/Banco Burdwood, y en menor medida el talud al sur de Península Mitre, Isla de los Estados y pasajes del Arco Norte de Scotia.